Combate de Dos de Mayo: triunfo peruano que consolidó la independencia

Combate de Dos de Mayo: triunfo peruano que consolidó la independencia

El 2 de mayo de 1866, el pueblo peruano dio una lección de amor por el país y, junto a las tropas militares, combatió hasta derrotar a las tropas españolas. El combate naval culminó con la victoria nacional, la misma que acabó con el último intento e España por recuperar los terrenos que conquistaron en 1532.

Meses antes del combate, apareció frente a nuestras costas una flota de guerra española, encubierta con el nombre de expedición científica y ocupó las islas de Chincha, rica en guano (fertilizante totalmente natural, sin ningún tipo de adictivo ni componente químico) España argumento la toma de posesión de esta isla, por un impago por parte del Perú por la independencia, según lo prescrito en la Capitulación de Ayacucho.

El entonces presidente del Perú, general Juan Antonio Pezet, no reaccionó, pero el pueblo se levantó ya que la independencia del Perú estaba amenazada, a pesar de haber transcurrido 42 años desde la batalla de Ayacucho.

En febrero de 1865, desde Arequipa, Mariano Ignacio Prado se sublevó y derrocó al dubitativo Pezet y alista la defensa de la soberanía del Perú y gestionó la llegada de cañones desde Inglaterra, que fueron montados para la defensa del puerto del Callao. ¿Quién fue comisionado para la compra? Francisco Bolognesi.

El gobierno pidió el apoyo de Chile, Ecuador y Bolivia para la defensa.

De hecho, en esta operación participó la población civil de manera voluntaria. Incluso, presos pidieron autorización para pelear.

El coronel José Gálvez asumió la dirección de la defensa del puerto y construyó una serie de baterías, emplazadas al norte y sur, situando los endebles y escasos barcos de guerra al centro. La fragata Numancia -dotado de cañones- era la más importante.

EL COMBATE

Al mediodía del 2 de mayo de 1866, la escuadra española conformada por siete barcos de guerra, equipados con 300 cañones, se acercó al puerto del Callao.

A las 12:15 p.m. el Numancia (barco español) realizó el primer disparo, a mil metros de distancia. Al segundo disparo, las baterías peruanas abrieron fuego.

A los 53 minutos se produjo una explosión en la Torre La Merced, pereciendo el coronel José Gálvez y otras 27 personas más. Cuando todo parecía perdido, el pueblo peruano, especialmente los vecinos del Callao, luchó con determinación y apoyó de forma decisiva.

El combate continuó, a las 5 p.m. la escuadra española se retiró de la bahía del Callao, aceptando su derrota.

Sus barcos averiados y semidestruidos, empezaron a retirarse, ocupando la parte oeste de la isla San Lorenzo, para enterrar a sus muertos y reparar los daños sufridos por sus barcos.

Y desde el Callao, el pueblo peruano celebró a lo grande el triunfo. América del Sur también lo festejó: la independencia estaba completamente sellada.

*Encuentra más información en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.