Increíbles efectos especiales en ‘Los 10 mandamientos’ de los años 50

Increíbles efectos especiales en ‘Los 10 mandamientos’ de los años 50

Hoy en día los efectos digitales facilitan mucho las cosas a la hora de realizar películas. Recrear cualquier escenario y añadir multitud de elementos es posible con un simple ordenador, por muy compleja o fantasiosa que sea la escena en cuestión. Pero cuando vemos cine clásico sorprende cómo en décadas remotas eran capaces de lograr secuencias iguales o más espectaculares que las de hoy en día, y con una tecnología a años luz de la que disponemos en 2022.

Un caso que seguro que será recordado por muchos es el de ‘Los diez mandamientos’, la película bíblica protagonizada por Charlton Heston en 1956 sobre la historia de Moisés. En la actualidad, aún impresiona ver la espectacularidad de sus escenarios del Antiguo Egipto, los más de 14.000 extras y 15.000 animales que participaron en la producción o momentos tan grandilocuentes como el cruce por las aguas del Mar Rojo. Y desde luego, lograr esto con los medios de aquella época requería de un esfuerzo económico abismal y de un ingenio artístico inmenso, como bien demuestran los relatos sobre la realización de la mencionada escena del Mar Rojo.

En la película ‘Moisés’ de 1923 se usaron meras maquetas de gelatina, pero en la versión clásica fue necesario usar más de un millón de litros de agua y construir estructuras gigantes para alcanzar un acabado que sorprendiera al público de los años 50.

En primer lugar, se construyó un enorme tanque con forma de “U” en los estudios de Paramount donde se liberó esa ingente cantidad de agua por los costados. Pero eso no era suficiente. Para conseguir el efecto turbulento de las olas y la subida del agua, también se tuvo que crear una cascada gigante y dejar caer más litros de líquido mientras las cámaras captaban las corrientes, metraje que, al igual que para la versión de 1923, luego se invertiría para que en pantalla se viera sube hacia arriba.

Por último, se grabaron las imágenes de las nubes negras del fondo y a Charlton Heston y el amplio número de extras en las costas del Mar Rojo, imágenes que mediante impresoras ópticas se mezclaron con las del tanque y la cascada para dar paso a los espectaculares planos que vimos al final de ‘Los diez mandamientos’.

YAHOO.ES

*Encuentra más información en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.